Archivo del sitio

Estrenos de la semana 5/4/2013

Posesión infernal: Evil dead

posesion-infernal-cartel1

Mia es una vulnerable muchacha que, tras una sobredosis, está intentando dejar las drogas. Ella y otros cuatro jóvenes se van de viaje, encontrando en un bosque una solitaria cabaña. En dicho lugar descubren un libro -”El libro de los muertos”-, con el que es posible despertar a una temible fuerza demoníaca.

Efectos secundarios

side-effects-cartel1

Emily y Martin son una próspera pareja neoyorkina cuyo mundo se desmorona cuando Emily intenta suicidarse. Incapaz de superar su depresión, Emily acepta seguir una nueva medicación recetada por su psiquiatra, el Dr. Jonathan Banks, pensada para calmar la ansiedad. Pero el fármaco comienza a tener inesperados efectos secundarios que amenazan con destruir las vidas de todos los implicados.

Un amor entre dos mundos

un-amor-entre-dos-mundos-cartel1

Adam es aparentemente un tipo ordinario en un universo extraordinario. Vive de manera humilde con lo que gana, pero su espíritu romántico sostiene en la memoria a una chica que conoció una vez en otro mundo, un lugar que existe justo encima de él, más allá de su alcance. Su flirteo de la infancia será un amor imposible, pero cuando ve a esa misma chica, Eve, en la televisión, ninguna ley ni ciencia le impedirá reencontrar el camino para volver.

Tesis sobre un homicidio

tesis-sobre-un-homicidio-cartelRoberto Bermúdez, especialista en derecho penal, ve alterada su vida cuando se convence de que Gonzalo, uno de sus mejores alumnos, ha sido el autor de un brutal asesinato justo frente a la Facultad de Derecho. Decidido a revelar la verdad sobre el crimen emprende una investigación personal que pronto se transformará en obsesión y lo arrastrará inevitablemente hacia sus zonas más oscuras. La verdad está cada vez más cerca, pero… ¿a qué precio?

Anuncios

Efectos secundarios, estreno este viernes 5 de abril.

“EFECTOS SECUNDARIOS” (Side Effects) es lo nuevo del consolidado cineasta Steven Soderbergh, artífice de buenas obras cinematográficas como “Traffic” (2000), film que recibió el Oscar a mejor película o su ópera prima “Sexo, mentiras y cintas de vídeo” (1989) que se alzó con la Palma de Oro en el Festival de Cannes.

Una esposa perfecta, Emily (Rooney Mara) se viene abajo cuando su marido Martin (Channing Tatum) regresa a casa tras cuatro años en la cárcel, cumpliendo sentencia por un delito fiscal. Emily verá toda su felicidad truncada y caerá en una gran depresión. Nada que no se pueda solucionar con unas pastillas. Se las administra el Dr. Jonathan Banks (Jude Law) deseoso de recetar el nuevo medicamento que le está pagando su lujoso apartamento neoyorquino. Los trágicos efectos secundarios de la droga y del título, dispone a Soderbergh para hacer un thriller de investigación y hasta una reflexión sobre la socialización de las enfermedades mentales. En un país en el que los antidepresivos se anuncian en las vallas publicitarias, cualquiera de estas tres cosas sería bien recibida. 

La película nos mete en un salvoconducto que nos desnuda las vergüenzas de la industria farmacéutica, que ha descubierto un negocio en las consultas de psiquiatras para colocar su stock. De esta manera nos narra como la gente de a pie podemos ser manipulada a través de las pastillas. Nos muestra el negocio por dentro de la industria farmacéutica, su forma de introducir los fármacos a través de los profesionales de la medicina y de la envergadura económica que representa en cuestión de ganancias.

Jude Law en Efectos Secundarios (Side Effects)

El film goza de la habilidad de crear un clímax constante de intriga y tensión hasta su final, jugando con nuestro propio juicio y nuestras propias conjeturas (No pararás en toda la película de pensar en como puede acabar el rompecabezas en el que nos sumergen).  Cuando las piezas parecen ordenadas vuelven a desplomarse, con giros inesperados y vueltas de tuerca que se suceden una y otra vez. No dejará a nadie indiferente desde el principio hasta el final.

Sobre los personajes que conforman el guión hay que destacar a los pocos protagonistas que tiene y que sin duda constituyen el pilar fundamental de éste. Una Rooney Mara en el papel de la frágil Emily, sobresaliente en su rol de víctima y mujer enferma, que con su candidez, belleza y rostro angelical, se gana al espectador y lo deja en estado de shock. Catherine Zeta-Jones espectacular trabajo en su personaje de psiquiatra, nos deja atónitos con las vueltas de tuerca que da a su personaje, el cuál tiene cambios de rol a lo largo de toda la cinta. Jude Law no nos dejará quietos en nuestra butaca, es el que hilará la trama de principio a fin y el que tendrá la llave maestra para componer todo el puzzle. También podemos encontrar a Chaning Tatum en el papel del marido de Emily (ya aviso a los seguidores de este actor que no tendrá un papel tan protagonista como cabe esperar, por si solo vais a ver la película por él…) y a Vinessa Shaw como la mujer de Jude Law.

Catherine Zeta-Jones en Efectos Secundarios (Side Effects)

Por lo que nos encontramos ante un film absorbente, sobresaliente, diferente de otras películas y sobretodo de obligado visionado. 

Efectos secundarios, estreno el 5 de abril

“EFECTOS SECUNDARIOS” (Side Effects) es lo nuevo del consolidado cineasta Steven Soderbergh, artífice de buenas obras cinematográficas como “Traffic” (2000), film que recibió el Oscar a mejor película o su ópera prima “Sexo, mentiras y cintas de vídeo” (1989) que se alzó con la Palma de Oro en el Festival de Cannes.

Una esposa perfecta, Emily (Rooney Mara) se viene abajo cuando su marido Martin (Channing Tatum) regresa a casa tras cuatro años en la cárcel, cumpliendo sentencia por un delito fiscal. Emily verá toda su felicidad truncada y caerá en una gran depresión. Nada que no se pueda solucionar con unas pastillas. Se las administra el Dr. Jonathan Banks (Jude Law) deseoso de recetar el nuevo medicamento que le está pagando su lujoso apartamento neoyorquino. Los trágicos efectos secundarios de la droga y del título, dispone a Soderbergh para hacer un thriller de investigación y hasta una reflexión sobre la socialización de las enfermedades mentales. En un país en el que los antidepresivos se anuncian en las vallas publicitarias, cualquiera de estas tres cosas sería bien recibida. 

La película nos mete en un salvoconducto que nos desnuda las vergüenzas de la industria farmacéutica, que ha descubierto un negocio en las consultas de psiquiatras para colocar su stock. De esta manera nos narra como la gente de a pie podemos ser manipulada a través de las pastillas. Nos muestra el negocio por dentro de la industria farmacéutica, su forma de introducir los fármacos a través de los profesionales de la medicina y de la envergadura económica que representa en cuestión de ganancias.

Jude Law en Efectos Secundarios (Side Effects)

El film goza de la habilidad de crear un clímax constante de intriga y tensión hasta su final, jugando con nuestro propio juicio y nuestras propias conjeturas (No pararás en toda la película de pensar en como puede acabar el rompecabezas en el que nos sumergen).  Cuando las piezas parecen ordenadas vuelven a desplomarse, con giros inesperados y vueltas de tuerca que se suceden una y otra vez. No dejará a nadie indiferente desde el principio hasta el final.

Sobre los personajes que conforman el guión hay que destacar a los pocos protagonistas que tiene y que sin duda constituyen el pilar fundamental de éste. Una Rooney Mara en el papel de la frágil Emily, sobresaliente en su rol de víctima y mujer enferma, que con su candidez, belleza y rostro angelical, se gana al espectador y lo deja en estado de shock. Catherine Zeta-Jones espectacular trabajo en su personaje de psiquiatra, nos deja atónitos con las vueltas de tuerca que da a su personaje, el cuál tiene cambios de rol a lo largo de toda la cinta. Jude Law no nos dejará quietos en nuestra butaca, es el que hilará la trama de principio a fin y el que tendrá la llave maestra para componer todo el puzzle. También podemos encontrar a Chaning Tatum en el papel del marido de Emily (ya aviso a los seguidores de este actor que no tendrá un papel tan protagonista como cabe esperar, por si solo vais a ver la película por él…) y a Vinessa Shaw como la mujer de Jude Law.

Catherine Zeta-Jones en Efectos Secundarios (Side Effects)

Por lo que nos encontramos ante un film absorbente, sobresaliente, diferente de otras películas y sobretodo de obligado visionado.