“Un plan perfecto” (“Gambit”) de Colin Firth y Cameron Diaz

GAMBIT_Cartel

Una película que deja entrever jugadas como las que nos encontramos al echar una partida de ajedrez. Sacrificar algo para obtener ventaja, eso es lo que nos quiere dar a ver el protagonista, Harry Deane en “Un Plan perfecto” (“Gambit”).

“Gambit”,  que en esta ocasión se ha traducido como “Plan Perfecto”,  es un “remake” de “Ladrona por amor / Ladrón burlado”, producción británica de 1966 con Michael Caine y Shirley MacLaine a la que, por encargo,  han puesto guión renovado y disparatado los hermanos Coen. El productor Mike Lobell hizo varios intentos proponiendo rodarla nada menos que a Alexander Payne y Robert Altman. Finalmente aceptó Michael Hoffman, que no ha dado con la formula adecuada de comedia para esta historia.

Colin Firth, al que todos conocemos por ser actor en el drama y la comedia se convierte ahora en un conservador de arte que se venga de Lionel Shabander (Alan Rickman) un repelente millonario, uno de los hombres más ricos de Inglaterra. Y e aquí aparece P.J Puznowski, el anzuelo en femenino que viaja a Europa para vender un supuesto cuadro de Monet. Ella es Cameron Diaz,  vaquera tejana que viaja a Londres por la pasta para seguir el juego a Harry Deane. En este caso la actriz americana encarna bien ese papel ordinario y seductor que da un vuelco a los objetivos  de uno y otro rival.  Demasiado despistado, demasiados golpes recibe el timador, demasiados momentos de “gracia” que recargan escenas que ya tenían una pizca de comedia, pero que acaba haciéndose pesada.

“Un plan perfecto” puede ser taquillazo en las salas este fin de semana, por ese toque que todos vemos en los protagonistas (Colin Firth y Cameron Diaz), pero que acabaremos saliendo de la sala con una pesadez ensombrecida de bromas.

Es buena, pero prescindible, una película más de las americanadas y del montón de las que ya estamos más que acostumbrados. No cambia mucho la trama; hombre que quiere vengarse de otro a través de un plan que cuelga por patas y en el que también hay involucrada una mujer guapa pero a la vez metida en un papel vulgar que hace las veces de “gracia” como de “pesadez”, y que el plan se va a la porra por la codicia del timador.

Anuncios

Publicado el 15/02/2013 en Cine y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s